• José M. Caballero

De océanos y leyes

El 8 de junio se celebra el día Mundial de los Océanos 2020. Unos océanos cada vez más sobreexplotados y llenos de residuos, en particular plásticos, que pueden dar lugar a acumulaciones inmensas o estar disgregados en diminutas partículas que también se encuentran en el interior de los organismos.

El Mediterráneo, parte del océano global, es especialmente sensible a estos problemas: por su carácter de mar cerrado y por la gran cantidad de población que vive en sus orillas y ha vivido a lo largo de mucho tiempo.


En El rollo verde hemos querido hacernos eco de la celebración y del problema, relacionándolo con una noticia reciente. El 2 de junio, el Ministerio de Transición Ecológica sacó a información pública el Anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados. Entre sus objetivos están prevenir y reducir la generación de residuos y los impactos adversos de su generación y gestión, así como promover la transición a una economía circular.

Para mejorar la situación de los océanos hacen falta, obviamente, medidas de mucho mayor calado global, pero si esta ley contribuye a disminuir la acumulación de residuos, en especial de plásticos, en tierras y mares, bienvenida sea.

(Más sobre plásticos en el mar en el artículo de Inma Salvat.)