• Luz María Sabater García

Diccionario de eco-términos para empezar 2021 de forma sostenible

Actualizado: ene 10

Estas Navidades hemos estado en contacto estrecho con el estudio de arquitectura sostenible de Murcia MartínezPachecoArquitectura, donde nos han dado muchas ideas para realizar cambios sencillos en el hogar y lo que no es el hogar de cara a reducir consumos y residuos sin apenas darnos cuenta.


A lo que me refiero con “sin darnos cuenta” es al hecho de que hay muchísimos factores controlables del día a día que podrían reducir nuestra huella de carbono; pero otros tantos los arrastramos desde los días en que supervisábamos la construcción de nuestra casa, o, lo que es más: la elección de nuestra nueva lavadora, nuestro coche, nuestro próximo móvil,…


Por eso, pensar en sostenibilidad cuando construimos o consumimos algún producto que vamos a utilizar a largo plazo, tiene que ser una tarea para tener en cuenta cuando adquirimos algo.


Antes de nada, tienes que recordar que tu pones los límites en la “república independiente de tu casa” y puedes ser todo lo eco-friendly que te propongas de forma ajustada a tu ritmo de vida.


Recuerda que…

Mensaje clave de la filosofía "Cero residuo": No necesitamos poca gente practicando "Zero Waste" perfectamente, sino millones de personas haciéndolo imperfectamente.
No se necesita poca gente practicando "Zero Waste" perfectamente, sino millones haciéndolo imperfectamente.

Ya por último, contaros que el estudio de arquitectura MartínezPachecoArquitectura está centrado en la arquitectura sostenible y en el uso de materiales de producción regional. Este año ha ganado el premio a Desarrollo Sostenible de la CARM con el que se valoran los esfuerzos en gestión ambiental sostenible, ecoeficiencia e innovación ambiental, junto a otros.


Aquí va nuestro diccionario de ecotips para vivir en 2021 sostenible:


A: Autoconsumo fotovoltaico


El autoconsumo fotovoltaico consiste en la producción particular de energía solar a través de paneles fotovoltaicos para uso propio. ¿Has pensado hacerle un regalo a tu hogar este 2021? Si vives en una casa independiente te resultará más fácil, si no, siempre puedes proponerlo en la próxima reunión de vecinos.


C: Carpooling


¿Necesitas coger el coche todos los días? Plantéate el consumo del coche, no en términos económicos sino ambientales. A no ser que tengas un coche eléctrico alimentado con energía renovable o un coche de hidrógeno, el impacto ambiental de coger el coche es brutal.


Si no tienes más remedio que coger el coche lo preferible será que hagas carpooling. Seguro que lo has hecho, pero si además sabes qué es, eres un experto en el tema. Si en este punto no sabes qué es el carpooling (ni lo has buscado en internet) te diremos que es lo que en España llamamos BlaBlaCar, en nombre a la compañía más popular de carpooling en nuestro país. Sin embargo, con la situación sanitaria actual por el COVID-19 te recomendamos tener precaución a la hora de compartir coche y seguir las normas de seguridad.


Por otro lado, y con la “c”: ¡Caminar no contamina! Si puedes organizarte para ir al trabajo andando, mejor que mejor.


D: DIY


Como muchos sabréis, son las siglas de “Do it Yourself”, que en ingles significa “hazlo tu mismo”. Yo creo que más que información sobre el tema, deberíamos hacer un ejercicio de internalización y tratar de empezar a ponerlo por delante en muchas ocasiones.


Pero si ya hemos agotado las ideas para un regalo o no tenemos tiempo suficiente para andar fabricándolo nosotros, siempre nos quedará el…


D: Downcycling o “infra-reciclado”


El downcycling viene de la palabra inglesa “down” que significa “bajar”. Básicamente, este proceso sirve para productos que al final de su vida no tienen cómo volver a ser lo que eran y tampoco tu originalidad encuentra otra forma de darle uso. Lo que sí que pueden hacer es transformarse en otro producto de calidad inferior. La ventaja del downcycling es que no se usa nueva materia prima, pero sí se gasta energía para reprocesar el material.


Un ejemplo es el papel blanco: se vuelve a transformar en papel, pero no será más blanco, sin embargo, sigue siendo útil. Algunos plásticos usados en envases no pueden volver a envasarse, pero pueden ser procesados y transformados en muebles, por ejemplo. Los neumáticos usados no vuelven a circular en los automóviles, pero sí son triturados y mezclados con la brea para hacer carreteras.


E: Energías renovables


Las energías renovables son una de las grandes aportaciones que puedes hacer como usuario a la sostenibilidad en casa, sin embargo, no siempre es posible en todos los casos. Existen múltiples fuentes de energías renovables para instalar en tu vivienda, pero eso es tema para otro post.


¿No tienes una cubierta propia o en tu comunidad no podéis instalar placas solares? No pasa nada, hay muchas cosas que todavía puedes hacer para que tu casa sea sostenible.


Las compañías energéticas ofrecen la posibilidad de modificar el porcentaje de fuentes de energía renovable en su hogar. También existen cooperativas que permiten abastecerse de energías de fuentes alternativas. Otras campañas se basan en crowdfunding para lograr una energía más limpia. Te invitamos a echar un ojo a este post de Greenpeace sobre el tema.


F: Flygskam


Pon los pies en la tierra, no necesitas ir a Tailandia a hacerte selfies.


Si ya sabes que los suecos tienen el término "flygskam" para definir la vergüenza de volar por el impacto ambiental tan descomunal que genera, es porque no necesitas seguir leyendo este artículo.


Volar produce un impacto ambiental tan enorme que cualquier persona preocupada por el medio ambiente tratará de evitarlo o al menos, compensarlo de alguna forma. El avión es el medio de transporte más contaminante que existe por kilómetro y pasajero, muy por encima de cualquier otro, contaminando hasta 20 veces más que un tren por kilómetro y pasajero.


G: Consume a Granel


Renuncia al plástico de los envases todo lo que puedas, al menos a los no biodegradables El 50% de todo el plástico que se produce está diseñado para que lo usemos una sola vez y lo tiremos a la basura, advierte la ONU. Y las cifras de esa producción son abrumadoras: cada hora se compran globalmente 60 millones de botellas de plástico y, cada año, 500.000 millones de bolsas. Aquí una entrada con info sobre el consumo a granel en la Región de Murcia.


K: Km0 – Compra local


Si vives en Murcia y compras limones de Argentina en un gran supermercado tienes un problema de contexto gordo. Es como si a un valenciano le dices que compre naranjas de Sudáfrica. Una locura, ¿verdad?


Si compras de cercanía, más allá del beneficio para el desarrollo local y del productor contribuyendo así a un comercio justo, disminuyes enormemente la huella de carbono y te aseguras un producto más natural. Todo vale, con esfuerzo puedes encontrar muchos productores locales de objetos que usarás a largo plazo, como estos termos de Laken que hemos comprado nosotros, de producción murcianica.


L: Pásate al LED


Las clásicas bombillas utilizan demasiada electricidad para generar luz y sólo el 5% se convierte efectivamente en luz, mientras que el 95% se disipa en forma de calor.


Frente a este hecho, la iluminación LED utiliza el 95% de la energía para la luz y sólo un 5% se disipa en forma de calor. De esto deriva que una bombilla LED requiere mucha menos energía que una bombilla tradicional – sólo 38 vatios en comparación con 84 vatios. Y es más, las bombillas LED duran casi seis veces más que las tradicionales, lo que reduce el número de reemplazos necesarios.


M: Medidas pasivas


El concepto de "Passive House" se desarrolló en Alemania en los años 80 y constituye la evolución final de las casas de bajo consumo energético. Lo que ocurre es que debido a la excelente calidad térmica de los materiales de cerramiento del edificio (paredes, ventanas y puertas), al uso de las fuentes de calor internas (procedentes de los dispositivos eléctricos que normalmente se usan en los hogares) y a la minimización de las pérdidas de ventilación con un sistema controlado con recuperación de calor, la vivienda pasiva no necesita los mecanismos de refrigeración ni calefacción convencionales. Para estar hablando de una “passive house”, la demanda de calefacción debe ser inferior a 15 kWh/m2 al año, lo que supone una reducción de más del 90% de la media.


Por supuesto existen muchas más medidas para hacer un hogar sostenible, tanto de manera activa como pasiva.


Algunos puntos son:

· Utilizar electrodomésticos de elevada eficiencia.

· Automatizar la temperatura del hogar.

· Aislar la cubierta. La solución ideal es una cubierta ajardinada.

· Usar plantas autóctonas en tu jardín, patio y terraza.

· Eliminar puentes térmicos como la caja de persiana.

· Mejorar las carpinterías.

· Utilizar materiales sostenibles y locales.

· Hacer un mantenimiento y limpieza regularmente de la vivienda, que evitará daños y el deterioro de la edificación.


En estos casos, siempre está bien dejarse asesorar por un profesional para concretar las necesidades particulares de tu casa.


P: Plogga


Erik Ahlström entendió el poder de correr cuando empezó el movimiento “plogga” (también llamado “plogging”). El nombre procede de la combinación de dos palabras suecas: “plocka upp”, que significa “recoger”, y la palabra “jogging”. Básicamente, el plogga consiste en correr recogiendo basura.


¿Cómo iniciarse en el Plogga?


Es imprescindible equipamiento adicional (que es bastante obvio y deducible, claro) para ser eficiente mientras corres:


- Guantes de goma para recoger de forma segura objetos sucios o peligrosos (por ejemplo, alguna de las miles de mascarillas que vemos tiradas por la calle últimamente).


- Una bolsa de plástico fabricada en plástico reciclado o reutilizable.


Si buscas un grupo de plogga cercano, solo tienes que ir a tu red social, preguntar en tu lugar de trabajo o crear tu propio equipo. Se recomienda utilizar las redes sociales, ya que pueden animar a otros a empezar con el plogging. Tras una carrera, puedes colgar una foto de la basura que has recogido y utilizar hashtags para formar parte del movimiento a nivel mundial.


R: Las 3R. Reduce, Reutiliza y Recicla


Las 3R son el mantra básico de cualquier ecologista neófito y son el primer paso para alcanzar una necesaria economía circular.


El paso más importante es limitar el consumo desmedido, si reducimos, automáticamente mejoramos el mundo. Nos gusta renovar, pero debemos plantearnos si es necesario o evitable. Deshacernos de un smartphone, por ejemplo, implica una gran cantidad de subproductos, procesos y contaminación. Piénsalo bien.


Por último. Hay que reciclar y punto. Ni "me han contado que..." ni nada, recicla y ya. En este artículo te puedes iniciar en todo lo relacionado con el arte de reciclar.


S: Consumo Sostenible


Seguro que has visto el doble pulsador del inodoro, los aireadores del grifo y lo de poner la temperatura de la casa a 19-21 ºC en invierno y a 26 ºC en verano. Recuerda también, que un detalle tan ínfimo como la forma en que tomamos el café influye enormemente en el medioambiente.


T: Tagskyrt