• Inma Salvat Leal

DIY: Fertilizante natural casero

¡Te traigo una buenísima noticia!

Puedes dar una segunda vida a tus residuos orgánicos creando fertilizantes caseros que darán fuerza y salud a tus plantas. Los ingredientes son muy sencillos y al alcance de todos

¡Están en cualquier hogar!

Empezamos:


  1. Si te comes un plátano, las cáscaras sobrantes son útiles para satisfacer las necesidades de potasio de tus plantas, pues este las ayuda a estimular su sistema inmunológico. La falta de potasio conduce a tallos débiles, hojas amarillas con bordes marrones y brotes subdesarrollados (una de las formas más fáciles de agregarlas es durante la siembra/trasplante, coloca las cáscaras de plátano en el fondo del agujero/macetero antes de colocar la planta, o prepara una infusión de las cáscaras hirviéndolas 5-10 minutos y aplícala en forma de riego cada 15 días).

  2. Si preparas café, puedes aprovechar los posos para esparcirlos en tu maceta/jardín. Estos son un potente antioxidante para las plantas, son una gran fuente de nitrógeno para el suelo, ¡Una estupenda ayuda para tus plantas!

  3. Si cascas un huevo, las cáscaras sirven como repelente además de fertilizante, la puedes agregar a la maceta troceadas o machacadas . Le aportarán a la planta minerales muy importantes como el calcio, hierro, fósforo y magnesio.



¡Atención! Fertilizar sólo con estos alimentos no será suficiente, así que mezcla la tierra con compost si lo tienes o sustrato en su defecto.

Si te ha gustado este artículo te pueden interesar más de la sección Consumo Local, como el DIY: Desodorante Natural Casero o Zero Waste: Primeros pasos.