• Luz María Sabater García

¿Qué es lo correcto en tiempos de pandemia?

Actualizado: 1 de nov de 2020

Bueno rolleros, en momentos en los que un nuevo confinamiento asoma por la puerta, me gustaría decir que escribo desde la prudencia. Me ha resultado muy difícil publicar este artículo por la responsabilidad que conlleva hablar de medidas higiénicas que todavía, en algunos casos, no están completamente claras.


La pandemia de COVID-19 ha traído consigo una inmensa confusión en todos los ámbitos. De hecho, no es de extrañar que en el ambiente hospitalario se empleen medidas y tratamientos cuya evidencia se demostró poco antes de su aplicación.


En estos momentos, cuando todas miramos ansiosas las noticias para aproximar el ganador en la carrera de fases de experimentación de las distintas vacunas confiando que podremos ir a bailar salsa en nuestro próximo cumpleaños o ver a nuestro querido cuñado en Navidad, los sistemas reutilizables y de desperdicio cero han quedado en el último lugar de nuestra cadena de intereses.


Por otro lado, el miedo y la incertidumbre son negocio seguro. Allí donde hay una duda o un hueco, siempre habrá alguien con interés económico tratando de llenarla. ¿Qué busco decir con esto? Digamos que en estos momentos en los que no se tiene nada claro, la idea de emplear mascarillas desechables en vez de reutilizables, dejar de usar bolsas de tela y regresar a las de un solo uso de plástico o los botecitos a estrenar de gel hidroalcohólico que se han convertido en el último fetiche de las instagramers, parecen medidas más seguras o al menos se exponen como más seguras en los medios de comunicación.


Sin extenderme en lo dicho, creo que la justificación primordial de escribir este artículo es más la de plantar la semillita de que hay alternativas, que presentar un camino que religiosamente hay que seguir.


¡Estos tiempos de cambio son ideales para inspirarse en qué hacer con el próximo cartón de leche que tengas entre las manos!


La COVID-19, ¿detrás del aumento de consumo de plásticos esta temporada?


Para ponernos en contexto, hay que partir de que desde 2018, la Unión Europea había incrementado progresivamente las medidas contra el uso de bolsas de plástico, que ya no son proporcionadas gratuitamente en los comercios. De hecho, a partir de enero de 2021 se iba a prohibir la entrega, gratuita o no, a los consumidores. Al decreto sobre las bolsas de plástico se sumaba la prohibición en la Unión Europea de ciertos artículos de un solo uso como bastoncillos de algodón, cubiertos, platos y pajitas a partir de julio de 2021.


El caso es que, según datos de Ecoembes, los residuos depositados en el contenedor amarillo han aumentado un 15% desde el inicio del estado de alarma el día 14 de marzo. Además, de momento, el consumo de bolsas de usar y tirar y de frutas y verduras envasadas, que son más fáciles de desinfectar, ha aumentado enormemente. Acompañando a estos hechos, en los restaurantes se ofrece la posibilidad de digitalizar la carta pero en la misma normativa indican que cuando esta no pueda ser “cantada”, digitalizada (mediante QR) o apuntada en carteles o pizarras, tanto hoteles como restaurantes deberán presentar a sus clientes cartas desechables. También hemos visto que se están priorizando las monodosis desechables en los productos de autoservicio como vinagreras, aceiteras, incluso en ocasiones de tostas o rosquillas.


Por otro lado, en la mayoría de establecimientos grandes se ha retrocedido enormemente en la lucha contra el plástico, eliminando la posibilidad de llevar tus propias fiambreras o táperes en las secciones de pescadería y carnicería.


Contrariamente a la dirección de lo que vemos en las calles, los estudios científicos más recientes han concretado que el SARS-CoV permanece en superficies de acero inoxidable y plástico unos 2-3 días, mientras que en papel su permanencia son unas 3-4 horas. Finalmente, en madera, tela o vidrio podemos hablar de 1 ó 2 días. Sorprende entonces que el consumo de plástico haya aumentado en el terreno de los envases desechables cuando sería más conveniente para combatir la pandemia que se emplearan envases envueltos en papel.


¿Qué se está haciendo a nivel gubernamental?


Ha habido múltiples iniciativas nuevas, algunas llegando a mejor puerto que otras...


Un ejemplo que me llamó mucho la atención fue el proyecto “SPAIN” (Sistema Presurizado Antiséptico Industrial Neutro), liderado por Bioquochem aliado con el Ministerio de Ciencia, en Asturias. Con este proyecto crearon un modelo industrial para poder esterilizar y reciclar 500.000 mascarillas quirúrgicas al día, pudiendo volver a entregarlas a los servicios de salud.

Proyecto spain bioquochem elrolloverde ecoblog sostenible

El Proyecto SPAIN es un proyecto altruista y está cubierto económicamente por las empresas colaboradoras por lo que no aceptan subvenciones ni fondos públicos (1).


En otro ámbito dentro del contexto de pandemia, el proyecto “OxyGen”, respaldado por el Gobierno español, permitió dar lugar a un prototipo de respirador fabricado a partir de materiales reutilizados. Para la construcción de este respirador es necesario un motor de limpiaparabrisas y otros elementos, principalmente piezas recuperadas de automóviles y pequeños electrodomésticos. No parece haber avanzado mucho, pero es un claro ejemplo de lo mucho que se puede hacer con poco material y mucha imaginación (2).


Por otro lado, el Gobierno de Navarra, de forma particular, ha prohibido la dispensación de bolsas que no sean compostables en los comercios, en dirección con las medidas mencionadas en el principio del artículo. En este sentido, Navarra es una de las pocas comunidades que han mantenido lo determinado a principios de este año (3).


Estas nuevas iniciativas demuestran que incluso en plena pandemia, es posible encontrar soluciones “cero residuos” con cierto apoyo de empresas y gobiernos. Pero lo que está claro es que el cambio se debe mover desde todos los frentes y nuestro comportamiento individual va a jugar un papel vital en el curso de esta pandemia y en nuestra preservación a largo plazo.


Y lo más importante, ¿Qué podemos hacer nosotros?


. TELETRABAJO .

teletrabajo elrolloverde ecoblog sostenible murcia

Una investigación realizada por la organización medioambiental sin fines de lucro Zero Waste Scotland, financiada por el Gobierno de Escocia y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, ha sugerido que continuar con el trabajo a domicilio después del confinamiento reduciría su huella de carbono en casi un 75% porque la mayoría de sus emisiones son causadas viajes del personal. Estos datos, se han elaborado sin tener en cuenta el impacto de la huella de carbono digital, de la que hablaremos en otros artículos (4).


. REDUCIR CORREO BASURA .

correo basura ecoblog sostenible murcia el rollo verde

Es el momento, ahora que pasamos más tiempo en casa, de realizar esa llamada y enviar ese correo a esa empresa que mensualmente nos manda publicidad en papel. Empezando por el molesto spam político. El procedimiento hay que realizarlo a través de la página web del Instituto Nacional de Estadística (INE), que ha dedicado un espacio específico para solicitar la baja: https://sede.ine.gob.es/oposicionPartidos/presentacion


Por otro lado, muchos bancos permiten y fomentan el envío de correspondencia mediante correo electrónico en lugar de papel, cada uno tiene su propio proceso. Aquí un ejemplo del banco Sabadell: https://www.bancsabadell.com/cs/Satellite/SabAtl/Correspondencia/6000004363968/es


. EMPLEO DE MASCARILLAS REUTILIZABLES .

elabecedario martinezpacheco el rollo verde ecoblog sostenible murcia

Mascarilla reutilizable de El Abecedario para el estudio de arquitectura sostenible MartínezPachecoArquitectura.


Ya no solo nos evitamos 365 mascarillas quirúrgicas en un año (porque esto va para largo), sino incluso más, pues el máximo que se pueden emplear las mascarillas quirúrgicas para asegurar protección completa es de 4 horas.


Y ¿por qué no? Busca el comercio que tengas más cerca de casa y cómpralas ahí, han sobrevivido como negocio a una pandemia, se merecen un respiro y fomentas el comercio local.


Lo más importante para asegurarnos de una protección completa con ellas es la correcta desinfección. Según datos del Ministerio de Sanidad, será seguro lavarlas con detergente normal y agua a temperatura entre 60º-90º o bien sumergirlas en una dilución de lejía 1:50 con agua tibia durante 30 minutos.


En cuanto a los filtros a emplear, deben cumplir las normas UNE-EN 143:2001 y, a priori, no deben reutilizarse. Esto quiere decir que deben cambiarse diariamente para que protejan verdaderamente. Ojo con esto, porque la mayoría no son biodegradables. En este sentido, se puede buscar al menos una marca que fabrique en España, con baja huella de carbono, como por ejemplo Kallpa Sport (venden packs de 50 filtros en Amazon) (5).


. VUELTA A LA COMPRA A GRANEL .

mitadecuarto el rollo verde ecoblog sostenible murcia

Lentejas a granel en MitaDeCuarto, uno de los pocos comercios de calidad dedicados a la compra a granel que podemos encontrar en Murcia.


Muchos pueden cuestionar la seguridad de los envases reutilizables, pero se ha demostrado que son tan seguros como el plástico de un solo uso y otros tipos de envases. Ambos todavía pueden portar el virus durante unas horas, ya que cualquier contacto con embalajes tiene la capacidad de transmitir el virus a otras superficies (6). Con lo que el miedo que nos surge con la compra a granel en principio no tiene fundamento científico (y más teniendo en cuenta de que el virus permanece menos horas sobre papel y tela).


Algunos trucos para reducir tanto el contacto como el riesgo cuando compramos a granel pueden ser:


- Comprar en un solo comercio y hacer pedido de varias cosas que puedan ser cargadas en una caja de cartón.


- Apuntarse al servicio de distribución de alguna tienda o comercio de la Región (reduciremos nuestra huella de carbono yendo y volviendo del comercio). Nosotros estamos contentísimos con la entrega semanal de la caja de verduras y frutas de AgricolaSagarhi, que emplea productos de la huerta de Murcia. Con esto no compras directamente a granel pero sí te aseguras; por ejemplo, reducir tu huella de carbono con las compras, y emplear envases que no sean plásticos ya que puede meterse todo el producto en una caja que cada semana se reutilice (¡Como los antiguos lecheros!).


- Una vez en casa colocar las bolsas o cajas en el suelo (nunca en la encimera), limpiar los tarros de vidrio con agua con jabón, vaciar el contenido de las bolsas de tela y lavarlas.


. LLEVAR UNA PASTILLA DE JABÓN SÓLIDO EN EL BOLSO .

Jabón mutu ecológico el rollo verde ecoblog sostenible

Este es el jabón de ducha Carboom de Mutu, marca que trabaja en Málaga y que nos encanta.


No olvidemos que la cosmética sólida no tiene por qué requerir embalaje plástico y el lavado por arrastre siempre será mejor que simplemente el empleo de gel hidroalcohólico.


Esto es lo que se me ha ido ocurriendo y he tratado de poner en práctica estos meses, ¿Vosotros habéis pensado más cosas? Tenéis nuestro Instagram y Twitter para sugerirnos ideas. Juntos siempre somos infinitamente más fuertes en la lucha contra el plástico.


Y volviendo al principio... Nuestra compi Inma ha estado descifrando estos meses las claves para tener un huerto propio en el balcón de casa, échale un ojo.


¡Nos hablamos muy pronto rollerxs!

Bibliografía


1.https://www.proyectospain.com/

2.https://www.youtube.com/watch?v=0386hOgcQTA&feature=emb_logo

3.https://www.diariodenavarra.es/noticias/navarra/2020/09/11/el-gobierno-navarra-sancionara-las-comercios-que-dispensen-bolsas-plastico-no-compostables-701544-300.html

4.https://www.zerowastescotland.org.uk/press-release/reduced-emissions-mean-working-home-new-normal-zero-waste-scotland

5.https://www.amazon.es/KALLPA-filtros-para-mascarillas-adultos/dp/B088RNN7NK

6.https://zerowasteeurope.eu/library/reusable-packaging-and-covid-19/