• José M. Caballero

¿Feliz en tu día?

Puesto que vivimos en él y formamos parte de él, todos los días son días del medio ambiente, pero el 5 de junio es cuando se celebra. Una celebración que debe ir más por el camino del duelo que por el del festejo. Y así, en modo plañidera, voy a recordar un par de asuntillos relacionados con el medio ambiente que tenemos pendientes en la Región de Murcia, poca cosa.


Mar Menor, el mal mayor

La Manga, el Mar Menor y sus alrededores, desde lo alto del Cabezo de la Fuente (Calblanque)



El deterioro del Mar Menor como consecuencia del proceso de eutrofización que sufre es el problema que ha suscitado mayor atención en los últimos años por parte de los medios y de la opinión pública, y claramente uno de los más graves, si no el más. ¿Cómo está la situación? Se toman o se planifican algunas medidas, totalmente insuficientes, y parece que se ha llegado a un compás de espera. El comité científico, desvirtuado, no dice nada, al menos a la ciudadanía. Cuando viene el verano, las banderas azules están ausentes otro año, pero ese no es el problema, es sólo una consecuencia o una manifestación más. Mientras tanto, algunas organizaciones, como “Pacto por el Mar Menor”, se esfuerzan denodadamente por concienciar a la gente y a las autoridades, desde las locales a las europeas, e intentan que se avance hacia una solución. En ese camino, está en marcha una Iniciativa Legislativa Popular para dotar de personalidad jurídica al Mar Menor; se llevan recogidas unas 150000 firmas de las 500000 que hacen falta. Muchos, pero no los que deciden, ven que la solución pasa por cambios profundos en el modelo de agricultura del territorio. Y todo eso, “mientras yo agonizo”, diría el Mar Menor, evocando a Faulkner, si pudiera hablar por un momento.


Portmán, Portus Magnus, magna vergüenza

La Bahía de Portmán desde la subida al Monte de las Cenizas. En la época en que se hizo la foto (2018) estaban en marcha los trabajos de regeneración de la bahía, que se interrumpieron el año siguiente.



Cuando los vertidos del lavadero “Roberto” cesaron a principios de los años 90, lo que quedó fue una bahía rellena, colmatada de materiales desechados de la minería, en los que abundan extraordinariamente los metales pesados, junto con productos químicos utilizados en el tratamiento. Hay lugares que se declaran “patrimonio de la Humanidad”; si hubiera otros que se declaran “vergüenza de la Humanidad”, este debería ser uno de ellos. A partir de ahí, años de espera e inacción, planes de regeneración frustrados, y más espera e inacción, hasta que empiezan las obras de regeneración de la bahía, que se interrumpen bruscamente en 2019. Lo último: el día 3 de junio de este año 2021, el ministerio de transición ecológica publica en el BOE un anuncio de licitación para contratar a una empresa de ingeniería civil que elabore la “actualización del proyecto de regeneración y adecuación ambiental de la bahía de Portmán”. El plazo de presentación de ofertas es hasta el 30 de junio, y el plazo para la elaboración del proyecto actualizado es de 9 meses. Después se supone que se reanudarán las obras, pero parece difícil que eso suceda antes de que pase un año, siendo muy optimistas.


Espacios naturales pseudoprotegidos

Incluso los espacios naturales que están protegidos en los papeles, con el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) aprobado, sufren daños y deterioro por diversas razones: comportamiento descuidado, falta de vigilancia, vandalismo,… ¿Qué decir de aquellos que llevan décadas esperando la aprobación del PORN, cuando la ley dice que esto debe hacerse no más tarde de un año después de su declaración? De los Planes Rectores de Uso y Gestión (PRUG), que también deben tener los Parques regionales, ya ni hablamos: no hay ninguno aprobado.

Y tan mala, o peor, es la situación de la Red Natura 2000, con llamadas de atención por parte de las instituciones europeas por los retrasos en la tramitación de los planes de gestión. Debían estar terminados en 2012, dicen que van a estarlo en 2022, yo no me lo creo. Pero vamos, a lo mejor le echan la culpa a la pandemia de la dejadez de 40 años.

El Parque regional de Calnegre y Cabo Cope es uno de los espacios naturales pseudoprotegidos de la Región de Murcia. No tiene aprobado el PORN, es objeto de frecuentes agresiones (supuestamente por parte de habitantes o propietarios de la zona) y Gobierno regional intentó desproteger una parte, la Marina de Cope.



Y mucho más...

He puesto tres ejemplos, hay bastantes más: la contaminación del aire en ciudades como Murcia y Cartagena, la gestión de los residuos (con vertederos ilegales, otros denunciados,…), las plantas solares que se están proyectando y sus posibles impactos, contaminación de aguas y suelos por residuos mineros, impactos producidos por las granjas de porcino (y los que podrán producir otras que están en proyecto), la situación de muchos acuíferos, etc., etc. No hay que olvidarse, claro, de los problemas globales como el cambio climático o la pérdida de biodiversidad, y sus efectos concretos para la Región de Murcia.

Voy a terminar haciendo hincapié en el que creo que es el principal problema relacionado con el medio ambiente, aunque en sí no sea un problema ambiental: la EDUCACIÓN. Para el cuidado del medio ambiente necesitamos una buena normativa, mecanismos eficaces para promover su cumplimiento y penalizaciones adecuadas para los infractores. Pero, sobrevolando todo eso, necesitamos educación. Educación para todos. Desde el ciudadano que tira la mascarilla en el monte hasta el alto cargo de empresa que, tras una lluvia, decide que es el momento de realizar un vertido en el río Segura. Desde el consumidor que no mira si puede comprar productos con menos plástico al político que mira el posible beneficio económico a corto plazo de desproteger una zona, sin preocuparse del gran perjuicio ecológico (y económico en un plazo más largo). Educación incluso para los educadores, como yo, que después de muchos años nos damos cuenta de lo poco que hemos contribuido a promover la valoración y el cuidado del entorno.

¡Feliz día mundial del medio ambiente!

Una educación adecuada podría evitar imágenes como estas, y otras mucho mas devastadoras