• Luz María Sabater García

¿Qué es mi huella de carbono digital?

Actualizado: ene 9

Ver otro capítulo en Netflix, leer las noticias del periódico online, TikTok, postear en Instagram la última foto que te hiciste con tu prima en la catedral… No parecen en sí mismos actos lesivos para el medio ambiente. El caso es que cuando reflexionamos acerca de nuestro papel en la destrucción de la capa de ozono o en las emisiones de CO2, raras veces pensamos en nuestro uso del móvil o nuestra actividad en internet.


Pues bien, cada búsqueda en Google supone una emisión de 0,2 gramos de dióxido de carbono. Visualizar 10 minutos un vídeo de YouTube, de un gramo. Cada correo almacenado en el ordenador genera unos 10 gramos de CO2 al año, según datos de El País.


Muchas veces, las empresas más concienciadas con el medio ambiente intentan que su huella de carbono sea cero de dos formas muy diferentes: recurriendo a fuentes de energía limpias y 100% renovables o bien comprando derechos de emisión que compensen las emisiones de CO2 que ellos generan. Esto último abre un submundo bastante cuestionable, especialmente según el país donde se compre y la fecha (pues el precio sube y baja como el petróleo). Por ejemplo, durante el último confinamiento el precio de la tonelada de CO2 emitida a la atmósfera llegó a bajar de 25 euros a 15 (¡¡contaminar salía muy barato!!). Otro factor importante es la forma de compensación a la que se refiera: plantar árboles, destruir contaminantes industriales,... En este link os dejo un documento elaborado por Greenpeace en 2017 en el que se muestra un Ranking de las principales empresas relacionadas con internet más “econscientes”.

.

De momento, hasta que las empresas sean de verdad formales acerca de su repercusión en el medioambiente y de su parte de responsabilidad en la problemática de la emisión de CO2, sí podemos como usuarios adquirir ciertos hábitos para usar nuestros dispositivos de forma más consciente:

El Rollo verde ecoblog sostenible huella de carbono digital Región de Murcia.

Aquí os dejo un artículo de Haztesostenible en el que elabora una comparativa actualizada sobre los servicios de alojamiento "verdes" y profundiza en lo que he comentado.


Por otro lado, el tema del Streaming y sus repercusiones, son para hacer una enciclopedia aparte, aquí dejo un link de Europapress con más datos locos. Entre ellos, es flipante que Youtube o Dailymotion supongan el 4 por ciento de las emisiones digitales, quedando detrás del consumo de pornografía que se lleva el 5 por ciento.

Y para acabar con una cifra de esas que ponen la piel de gallina, The Shift Project ha calculado que las tecnologías digitales producen cercan del 4 por ciento de las emisiones de carbono a nivel global, "más que el transporte aéreo civil" y su impacto se incrementa un 8 por ciento cada año.


¿A que ya no vas a hacer scrolling en Instagram con las mismas ganas? ¿Se os ocurren más cosas para reducir nuestra huella de carbono digital? ¡Hasta pronto rolleros!