• Inma Salvat Leal

DIY: Jabón sólido, natural y casero

Muy buenas rollerxs, en estos tiempos tan (todavía) atípicos, se me ha ocurrido seguir experimentando con cosmética natural y casera.

Esta vez vamos a fabricar un jabón sólido en casa siguiendo la receta perfeccionada por una profesora de química, que no paró hasta conseguir la fórmula perfecta.

La receta la encontré en Directo del Olivar, la he modificado las cantidades siguiendo los consejos de mi herboristero de barrio, y la he decorado añadiéndole ingredientes cuyas propiedades me han llamado la atención en otras recetas.

Jabón sólido


(desmoldando uno se me fue la mano)


A. Los ingredientes y proporciones que vamos a necesitar son:

  1. Agua (mejor destilada o infusionada -infusionando aquello que quieras que le dé un toque a tu jabón, ¡Creatividad al poder!-) pero la del grifo nos sirve. Yo suelo utilizar infusión de cáscaras de naranja o limón pues me gustan los toques cítricos- 0,5 litro.

  2. Sosa caústica - 500 gramos.

  3. Aceite de oliva (mejor virgen) usado - 2 litros ligeramente.

  4. Si quieres que el jabón espume más, en este paso puedes añadir unos 20 gramos de glicerina (yo siempre se la añado, la puedes encontrar en cualquier herboristería o supermercado).


¡Atención! La sosa caústica es corrosiva, quema la piel si entra en contacto con ella así que es importante usar guantes resistentes (yo usé de los de fregar, que protegen más allá de la muñeca), y mejor gafas.

Es recomendable tener a mano una sustancia que pueda neutralizarla en caso de que nos salpique. Al ser un álcali, necesitaremos un ácido como el vinagre o el zumo de limón para contrarrestarla si esto ocurre.


B. Los pasos a seguir son:


1. Poner un litro de agua fría o de infusión de plantas o flores en un cubo de plástico o de cristal.

Cosmética natural en el hogar
Agua de infusión de naranja

2. Echar los 500 grs. de sosa sobre el agua (nunca el agua sobre la sosa). Para hacerlo, llevar puesta una mascarilla: la reacción desprende calor y se eleva la temperatura del agua. Y dejar que se disuelva dando vueltas unos minutos con cuidado.



3. Verter el aceite a temperatura ambiente sobre la sosa con agua. Podemos aprovechar para verter también la glicerina, previamente calentada para su mayor fluidez, en la mezcla. Es recomendable que este calentamiento ligero de glicerina y aceite se haga al baño maría.



4. Dar vueltas hasta que la mezcla cambie de color y se quede amarilla brillante o nacarada, espesándose un poco; puede tardar entre 30 minutos y dos horas, cuanta menos sosa tenga más tiempo tardará en producirse la reacción. Es importante mantener la temperatura de la mezcla entre 38º y 60º C de máxima; como se va enfriando con el paso del tiempo, se puede colocar el mismo agua caliente usada para el baño maría del aceite en una palangana o recipiente, en el que metamos el recipiente donde se está produciendo la reacción de agua-sosa-aceite.


5. Si se quiere, este es el momento de añadir algún aditivo (siempre a temperatura templada) al final del proceso, como aceites esenciales (unos 15 ml) o aceite de almendras (unos 50 ml), miel (unos 25 gramos), flores...

Cosmética natural en el hogar
Puse pequeños trozos de cáscara de naranja

6. Tras homogeneizar bien la mezcla, ya se puede verter el jabón en los moldes. Se tapan con un cartón o paño y se dejan en un lugar sin corrientes de aire, para que siga el proceso de saponificación.



7. Desmoldar cuando esté duro –nuestro dedo no se hundirá- lo que suele suceder entre dos y seis días. Si se meten los moldes una media hora en el congelador se desmoldan muy bien. Yo utilicé moldes de silicona, pero podrían ser mejor de cristal.



8. Es importante dejar que el jabón madure en un lugar ventilado pero sin corrientes, seco y protegido del sol (como los quesos eh), unas cuatro semanas antes de usarlo. Si se utiliza sin madurar o secar bien, el jabón podría ser agresivo para la piel.


Cosmética natural en el hogar
Desmoldando a los peques



¡Y eso es todo rollerxs!

Espero que esta receta os haya ayudado y os sea útil.



Cualquier duda o consejo será muy bien recibido, contactadnos sin dudarlo.


Nos vemos :)





Si te interesó este artículo también te podría interesar: Primeros pasos hacia el Zero Waste, DIY: Velas reutilizadas, DIY: desodorante casero.